COMUNICADO A LA OPINIÓN PÚBLICA Y AL GOBIERNO NACIONAL








El asesinato del Joven Colega, Médico Cristian Camilo Julio Arteaga, en el municipio de el Bagre Antioquia tiene hoy de luto a la comunidad médica en todo el país. El Colega murió en medio del cumplimiento de sus labores como médico rural, en la cual con seguridad ayudó a muchos pacientes que lo necesitaban.

Las organizaciones médicas condenamos de manera enérgica este asesinato, que a la vez viola el principio de respeto a la Misión Médica.

Si bien las causas precisas de este crimen aún no se son del todo conocidas, hacemos un llamado al Gobierno Nacional para que tome las medidas pertinentes que solucionen la crisis que en el sistema de salud se vive de forma cotidiana. Hoy los servicios médicos de urgencias con importantes índices de sobreocupación, las demoras en la atención a los pacientes por barreras de acceso y administrativas, la falta de personal, la insuficiencia de insumos y medicamentos, generan muchas veces reacciones violentas injustificadas de personas hacia los médicos, cuando las causas de tales problemas no son originadas ni pueden ser solucionadas por los colegas.

Los médicos cumplimos diariamente y con abnegación, en medio de estas dificultades, la misión fundamental de cuidar la salud y la vida de nuestros pacientes. El aumento en las denuncias de agresiones contra los médicos es una grave muestra de fallas en el Sistema de Salud en el cual, resultamos siendo nosotros el único rostro humano visible, sobre el cual algunos descargan su ira de forma injustificada. La ola de violencia de que vienen siendo objeto los médicos en el país debe ser detenida.

Expresamos a la Familia del Dr. Cristian Camilo Julio Arteaga nuestros sentimientos de pesar y toda nuestra solidaridad. Exigimos a las autoridades investigación efectiva e inmediata de este crimen.

Urge dar soluciones efectivas a la grave problemática que atravesamos pacientes, Instituciones y trabajadores del Sector.