LOS MÉDICOS Y LA SALUD EN EL PARO NACIONAL.

Edgar G. Rojas O.

La movilización Social sin precedentes que vivimos en Colombia ha despertado la Esperanza que tenemos los colombianos en un cambio que mejore las desigualdades sociales y económicas en la Población. No obstante, se planteó en principio una jornada contra el llamado Paquetazo del gobierno, consistente en las anunciadas reformas laboral, tributaria y pensional, la suma de inconformidades y necesidades no satisfechas de los colombianos hizo que se sumaran más y más sectores a las exigencias y a la participación activa en la movilización.

El Sector Salud planteó entonces sus propuestas al Comité de Paro, reclamando al gobierno nacional soluciones de corto y mediano plazo y que se asumieron en el Comité de Paro, ente coordinador y legítimo del movimiento, como constitutivas del pliego que la ciudadanía reclama y que debe ser solucionado.

Las siguientes necesidades pueden y deben ser atendidas con urgencia:

1.    Eliminación de barreras de acceso a los servicios, que retardan y niegan la atención a los pacientes, así como la asignación oportuna de citas y procedimientos y la entrega pronta y total de medicamentos, eliminando la innecesaria tramitología administrativa

2.    La apropiación de recursos económicos a los Hospitales y Clínicas, que implica el pago de las deudas y la asignación de recursos por la vía del situado fiscal para garantizar la existencia y funcionamiento adecuado de las IPS.

3.    Iniciar la formalización del trabajo en el Sector Salud, con un cronograma que en corto plazo involucre la inclusión de los Médicos y otros trabajadores en las plantas de las Instituciones públicas y privadas, para que el trabajo nuestro tenga estabilidad, prestaciones y una remuneración acorde con el valor social tan importante de lo que hacemos en el día a día.

4.    La Ley Estatutaria, que consagra la Salud como Derecho Fundamental, contiene elementos que están siendo sistemáticamente ignorados y violados. Por ello consideramos que se debe examinar y verificar su aplicación, eliminando las normas que le sean contrarias y materializando la correcta aplicación de dicha pieza Jurídica que está vigente y debiera regir todas las actuaciones en Salud.

5.    Colocar en la agenda política nacional como prioritario, la necesaria reforma estructural a la salud, única garantía de cambiar conceptualmente la salud como negocio, a la salud como derecho.

Pero lograr que estas propuestas lleguen a realizarse exige que los Médicos sigamos vinculándonos a la movilización junto con nuestros pacientes y con todos los trabajadores de la Salud, uniendo esfuerzos con los estudiantes, profesores, campesinos y toda la Sociedad que, como nosotros, reclama cambios.